Seguinos

Opinión

Hagamos algo, los robos no paran

Publicado

el

Ya es recurrente pero la seguridad continúa siendo un problema en Necochea y una de las principales preocupaciones de los vecinos. La inflación lo acompaña – teléfono Alberto-.

A los diferentes casos que se dan en todos los sectores de Necochea y Quequén, en las últimas horas, también ocurrieron robos en pleno centro, encima los ladrones estaban armados.

Está claro ya señalar, con razón, que la seguridad es un tema cuya responsabilidad es de la Provincia, pero ya no se puede utilizar eso como argumento, es necesario actuar, cada uno desde el rol que le toque. La situación lo amerita.

Y hablamos tanto del Intendente, el Ejecutivo, el Concejo Deliberante, oficialismo y oposición. Hablando de toda la política.

Otra cosa es que la discusión política no puede estar vinculada a qué el consejo municipal de seguridad sea idea de uno o de otra, o de hace 10 años o es de ahora o quién es el titular del mismo. Acá en necesario terminar con las mezquindades, el problema es serio y se mantiene en el tiempo.

Es necesario que haya un objetivo en común y trabajar todo para alcanzarlo.

Hay que parar con esta ola de inseguridad.

En esta, estamos todos. Desde la ciudadanía, autoridades municipales, la parte política, la justicia los integrantes de la justicia hasta las fuerzas de seguridad.

Cada uno desde el lugar, tiene que colaborar con lo que le toca.

Los robos, asaltos, arrebatos, se repiten. Hagamos algo.

Seguir leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Por qué la UCR en Necochea debe mirar más a Balbín que a Alfonsín?

Publicado

el


Las últimas internas de la Unión Cívica Radical ordenaron al centenario partido en nuestra ciudad y el voto de los afiliados definió a la nueva conducción por los próximos dos años.
La cual, encabezada por Carola Bertoldi como presidente y Mateo Ruppel como vicepresidente, tendrá dos desafíos qué se destacan por sobre otro tipo de actividades o acciones que puedan llevar adelante.

Lo primero está claro que tras una interna es generar un orden puertas adentro del comité, convocar a todos los sectores y alcanzar una unidad entre los diferentes espacios para fortalecer el trabajo diario del partido, el cual contenga y tenga repercusión entre los vecinos.

El segundo es claro, es encontrar la persona que encabece el proyecto de la Unión Cívica Radical para llegar a la intendencia en 2023.
No es algo fácil dado que ha habido una danza de nombre durante todo el 2022, pero no hubo una sola persona que haya aglutinado a la mayoría de los radicales para poder ser quien encabece la lista.
Tras las internas nuevamente se empieza a trabajar en esto, a lo que se sumará el trabajo se va hacer desde el Comité para generar las propuestas y proyectos que seduzcan a los necochenses.
Falta quién encabeza el proyecto.
Aunque eso no está definido, tras el resultado electoral no son pocos los radicales que creen que Carola Bertoldi pueda llegar a ser esa persona. Tampoco hay que descontar a Gonzalo Díez, quién más allá que haya sido candidato en las últimas elecciones, posee un nivel de conocimiento y un caudal de votos más que interesante.

Ante esta actualidad, la UCR de Necochea, tan afecta a su propia historia y próceres, debe ver en la trayectoria de Ricardo Balbín muchas de las respuestas que alumbren este presente.

Balbín fue uno de los grandes líderes del radicalismo en el siglo 20.

Y por qué decimos esto, siendo que Balbín, por ejemplo, nunca llegó a la primera magistratura del país pero si durante gran parte del siglo pasado -al menos por tres décadas- fue quién quién lideró al radicalismo en el país y en ese tiempo generó un orden interno, representó un porcentaje importante de la sociedad en pleno auge del primer peronismo, fortaleció y mantuvo un caudal de votos interesante, qué fue la base sobre la cual en la década del 80 se paró Raúl Alfonsín para llegar el 30 de octubre de 1983 a obtener más del 50% de los votos.

Todas éstas cuestiones son necesarias hoy en el radicalismo local, por eso sí pensamos que algún dirigente radical pueda pelear por la intendencia, será necesario qué se genere un orden interno, que haga que las propuestas radicales superen las paredes del comité y seduzcan a gran parte de la comunidad.

Seguir leyendo

Opinión

La Argentina está detenida en el pasado

Publicado

el

La Argentina ha fracasado, sin dudas. Buena parte de ese fracaso se explica por haber repetido una y otra vez las mismas recetas que hemos visto implosionar sin descanso a lo largo de nuestra historia. Sin embargo, parecemos empecinados en seguir probando con las mismas cuestiones que nos han empobrecido y alejado del mundo.

En algún momento habíamos entendido que el trabajo y la inversión eran la clave del crecimiento. Incluso el comercio con el resto del mundo siempre fue parte de nuestro éxito pasado. Hace 80 años la Argentina representaba 3 de cada 100 dólares que se comerciaban en el mundo. Hoy apenas participa de 20 centavos por cada 100 dólares. La caída ha sido estrepitosa, y con él, nuestra calidad de vida. Solo para tomar dimensión, si hubiésemos mantenido nuestra participación en el comercio internacional hoy nuestras exportaciones serían muy superiores al billón de dólares (un millón de millones de dólares). Los números son impresionantes.

Ya conocimos el descontrol monetario: en los últimos 90 años la inflación ha sido de 316.000 billones por ciento acumulada (316.000.000.000.000.000%). A pesar de los datos, seguimos insistiendo en que la emisión no genera inflación: aquí estamos, rozando una vez más los tres dígitos de inflación anual.

Esta semana el Gobierno ha confirmado que nuevamente nos llevará hacia un nuevo fracaso: el plan “Precios justos”. En principio el antecedente en el nombre no es para nada alentador: Venezuela lanzó el plan “Precios justos” allá por el año 2011, relanzado por Nicolás Maduro en el año 2015. Los resultados, a la vista.

En la Argentina hemos reeditado estos esquemas de controles de precios en el año 2014 (en enero de aquel año se lanzó “Precios cuidados” con el fin de luchar contra la inflación que se empezaba a descontrolar por encima del 20% anual). Desde aquel momento en el que se implementan los primeros controles de precios hasta hoy, la inflación acumulada en el país ha sido del 2.154%, algo así como 3% promedio mensual. A pesar del fracaso de los últimos casi 9 años aplicando estos programas para paliar los efectos inflacionarios, parece que esta vez los funcionarios piensan que será diferente.

Si seguimos repitiendo fórmulas que fracasaron (no solo en Argentina sino en todo el mundo) creyendo que podremos obtener resultados diferentes, el abismo probablemente esté cada vez más cerca.

No entender que el crecimiento y la estabilidad se logra con cuentas fiscales sanas, política monetaria acorde, bajos impuestos, inversión y leyes laborales acordes al siglo XXI, es condenarnos al más absoluto fracaso: este parece ser hoy el camino que elige el Gobierno para continuar hacia adelante.

Escrito por Manuel Adorni– NA

Seguir leyendo

Opinión

Espacio público: un derecho para las personas (no para los vehículos)

Publicado

el

Con las elecciones del 2023 cada vez más próximas, comienzan a escucharse una serie de
slogans de campaña algo confusos, que en principio mezclan conceptos de seguridad vial,
espacio público y movilidad. Sin intenciones de polemizar y menos de meterme en la
contienda electoral, pero sí con el objetivo de dar un sustento y un marco teórico a este mix de
conceptos mezclados con mera intención electoral, es que escribo estas breves líneas.
Una breve intro
En principio, es necesario definir una serie de conceptos como espacio público, movilidad y
transporte.
El primero, el espacio público, es todo el espacio de la ciudad que no pertenece a las
edificaciones, por la cual se circula y se accede a los edificios públicos y/o privados en el cual
se desarrollan actividades recreativas, culturales, políticas, entre otras.
En otras palabras, la calle, la acera, las plazas, los parques pueden ser considerados dentro del
espacio público, el cual es un derecho para todas las personas, por eso tiene que ser un lugar
distribuido en forma equitativa donde debe primar el derecho colectivo por sobre el
individual.
Pero, siguiendo con las definiciones, la movilidad es el transporte como una necesidad y
acción de las personas más que una cuestión de infraestructuras, mecanismos y mecánicas
que permite ese trasporte.


Imagen 1: Supermanzanas en Barcelona

Finalmente, y para cerrar este breve marco teórico, el transporte es definido como la
producción de viajes satisfactorios, seguros, confiables y sostenibles en cantidad y calidad.
¿Y para qué todo esto?, bueno, en principio es porque las ciudades están teniendo un
problema en su espacio público, ya que históricamente fue distribuido en forma inequitativa y
Necochea no es la excepción.
Desde la llegada del automóvil y su posterior masificación, las ciudades fueron diseñadas para
los vehículos de cuatro ruedas, lo que en nuestros tiempos se está convirtiendo en un
problema. Si una persona quiere llegar en automóvil a su lugar de destino porque es más
cómodo, le brinda independencia y los días de lluvia no se moja no será problema, pero ahora,
si todas las personas quieren hacer lo mismo, se torna un poco más complicado.
En la actualidad, el transporte produce aproximadamente el 25% de los gases del efecto
invernadero y las ciudades son las responsables del 70% de esa contaminación, donde
quienes más contaminan son los automóviles. Además, los automóviles son los vehículos con
mayor ineficiencia en el uso de la energía, ya que la energía que se necesita es en gran parte
para movilizar la carrocería de 1 TN y no tanto para mover a las personas que van en su
interior.


Imagen 2: Evolución temporal de las emisiones de GEI por distintos sectores productivos.

Por otro lado, volviendo al concepto de espacio público, los automóviles ocupan la
prácticamente un 80% de ese espacio, ya sea movilizándose o detenidos, esto último lo hacen
el 90% de su vida útil. Finalmente, los automóviles y las motocicletas se encuentran
involucrados en un 70 a 80% de los siniestros viales, lo que le implica al Estado un costo muy
alto.
Todo esto hace que esos viajes, no sean satisfactorios, seguros, confiables y sostenibles en
cantidad y calidad.


Imagen 3: Ejemplo de ocupación del espacio para estacionar en una calzada. Corte de un frente de manzana


Esta cultura autocentrista, ha ido en detrimento de otros usuarios de la vía pública. Por
ejemplo, circular a pie por las veredas de la ciudad a veces se torna complicado debido a la
cantidad de vehículos estacionados sobre la vereda, algo que está prohibido, pero que no
recibe ningún tipo de sanción. Otro ejemplo es lo que sucede en las entradas y salidas de los
colegios en horarios picos, automóviles en doble fila que complican al resto de los usuarios
de la vía pública o los automóviles estacionados en sendas peatonales o rampas o lo
potencialmente peligroso que resulta en verano los automóviles en las playas circulando a
velocidades elevadas.
Es en ese contexto que moverse a pie o en bicicleta por la ciudad resulta complicado.
Sentido común
Entonces, si los automóviles son responsables de la contaminación ambiental, además de la
acústica y visual, ocupan la mayoría del espacio público, utilizan la energía en forma ineficiente
y se encuentran presentes en la mayoría de lo siniestros viales, la lógica nos indica que
estamos ante un problema. Es por eso que diferentes ciudades del mundo y de la Argentina
están avanzando en medidas para resolver esta problemática, tratando de desincentivar el
uso del automóvil y fomentando el uso de las movilidades activas, aquellas que no
contaminan, no provocan siniestros viales y son más saludables o incentivando al uso del
transporte público.


Imagen 4: Cantidad de personas transportadas por hora en un carril de 3,5 m de ancho por modo


Construcción de ciclovías, incentivo al uso de la bicicleta, áreas peatonales, horarios donde el
acceso del automóvil a zonas de mayor afluencia se restringe, entre otras medidas. Claro que
también, entre estas medidas, está el estacionamiento medido que es el tema que aquí nos
convoca.
Como venimos hablando hasta acá, el espacio público es un derecho para las personas, el
problema es que ese espacio público es siempre el mismo, pero para más cantidad de
personas, por eso su utilización entra en disputa y es necesario regularlo. La lógica indica que
una persona que llega a pie, en bicicleta o en transporte público a la zona céntrica en horario
pico me genera menos problemas de contaminación, de siniestralidad vial y de ocupación del
espacio público que una persona que se traslada en auto y es por eso que se cobra el uso del
espacio público, pero se le cobra al uso del espacio público por parte del vehículo, no por
parte de la persona.

En términos de movilidad, se conoce, pensar la ciudad en función de la pirámide de movilidad
invertida, donde tienen mayor prioridad las personas que se trasladan a pie que los
automóviles, como sucede hoy.


Pirámide de movilidad invertida


En otras palabras, si elegís trasladarte al centro a las 11:00 de la mañana en auto a la puerta
del banco o de un comercio y estacionar tu auto a metros de la puerta de tu destino, vas a
tener que pagar por eso, porque como vos, muchas personas deciden hacer lo mismo y no hay
lugar para todas ellas. En todo caso, si elegís trasladarte en automóvil y no querés pagar, tenés
la opción de dejar el vehículo fuera de la zona de estacionamiento medido o trasladarte en
otro medio más eficiente como ya he mencionado anteriormente, porque el espacio público
es un derecho, pero para las personas, no para los vehículos.

El lugar que ocupa un auto puede ser ocupado por 10 bicicletas.

En definitiva, es irresponsable abordar este tema mediante slogans de campaña para captar
votos de un sector, sin tener en cuenta la problemática que tienen las ciudades hoy y que
según las proyecciones será más conflictiva en el futuro. Además, esta medida no tiene nada
de original, muchos municipios de la provincia de Buenos Aires cuentan con este sistema,
Olavarría, Bahía Blanca, Tandil, La Plata, Mar del Plata y también la Ciudad de Buenos Aires.
La herramienta como tal, tiene buenas intenciones y en todo caso si su gestión es mala, habrá
que modificar la gestión, pero no eliminar la herramienta. Sobre todo, porque retroceder en
este tipo de medidas, hará que un futuro sea más difícil volver a implementarla y en ese
futuro, vamos a necesitar de esta medida y muchas más, para vivir mejor en comunidad.

Por Marcos Pascua

Seguir leyendo

Más vistos